A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

Luz del mundo 

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”

Mateo 5:14

Filipenses 2

Esta declaración del Señor Jesús, respecto de los suyos, llamándonos (5) Luz del mundo,es una verdad que nos pone en una situación de privilegio y de mucha responsabilidad ante los demás. El Señor dijo de sí mismo: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12). Lo que implica, que para reflejarle, es necesario estarle siguiendo siempre; recibiendo su luz constantemente y alumbrar con ella a aquellos que están en nuestro entorno. El Señor nos dice en su Palabra que este mundo en que vivimos, está en tinieblas de maldad, y ha de ser la luz que reflejemos de Él, la que ha de guiar a los pies de Jesucristoa aquellos que están perdidos en oscuridad. El Predicador Spurgeon dijo al respecto: “Las lámparas no hablan; brillan. Un faro no hace el ruido de los tambores, y sin embargo, de muy lejos, el marinero puede contemplar su luz amiga”. Que nuestras  obras brillen de tal forma, que el sermón principal de nuestra vida lo predique nuestra manera de vivir. (6) Así que somos embajadores de Cristo, como dice en 2ª  Corintios 5:20“Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo, reconciliaos con Dios”. ¿Qué es un embajador? Es un representante de un determinado país ante otro, con el propósito de dar a conocer lo que su nación es. Nosotros, habiendo sido ciudadanos de un mundo de tinieblas y esclavitud, y habiendo sido sacados por la gracia y el poder de Dios, ahora somos nombrados de parte de Él embajadores en este mundo, para que anunciemos las virtudes  de Aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable, con el mensaje de una reconciliación salvadora. –GGdeZ

“Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación” 2ª  Corintios 5: 18

En Cristo (II)

“Saludad a todos los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo os saludan. Todos los santos os saludan, y especialmente los de la casa de César”  Filipenses 4:21-22

Efesios 4; 1ª Corintios 12

Otra verdad maravillosa, es que (3) Aquellos que hemos recibido al Señor Jesucristo como nuestro Salvador, hemos sido hechos santos en Él y para Él. Por eso el apóstol Pablo casi en todas sus cartas a los creyentes, al referirse a ellos, menciona: “Saludad a todos los santos en Cristo Jesús”. Santo significa, estar separados y reservados para el servicio exclusivo de Dios, por tanto, se nos manda que cuidemos nuestra vida guardándola en santidad porque le pertenece a Dios, y esto no es una opción, es un mandato. Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios”(2ª  Corintios 7:1)Dios nos dice en su Palabra, que sin santidad nadie le podrá ver. La vida eterna que Dios tiene preparada, será solo para los santificados en Cristo Jesús (1ª Corintios 1:30-31; 1ª de Pedro 1:14-16). (4) Por estar en Cristo vengo a ser miembro del cuerpo de Cristo. “Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular” (1ª Corintios 12:27). El cuerpo de Cristo se refiere a la iglesia universal de la cual Cristo es la cabeza, o sea todos los creyentes de todo el mundo (1ª Corintios 12:13; Efesios 1:22-23)Al ser miembros del cuerpo de Cristo, Dios nos ha dado dones a fin de que los ejerzamos en beneficio de los demás, para que todos nos edifiquemos. Es un ejemplo maravilloso la comparación de la iglesia con el cuerpo humano; ya que –como sabemos- los miembros del cuerpo no funcionan sin la cabeza y todos tienen una razón de ser y una función bien definida (Efesios 4:12-13). ¿Es usted cristiano? ¿Sabe cuál es su función en el Cuerpo (la iglesia)? Y, una pregunta también necesaria ¿está cumpliendo su función? –GGdeZ

Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso” 

1ª Corintios 12:18

En Cristo (I)

Mas a todos lo que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1:12

Efesios 2

Es de suma importancia comprender nuestra posición en Cristo, ya que tenemos un enemigo muy astuto, Satanás, que en la primera oportunidad tratará de que nuestro ánimo decaiga y así llevarnos a ser derrotados espiritualmente. Veamos qué nos dice la Palabra de Dios al respecto: (1) Por estar en Cristo, vengo a ser declarado hijo de Dios  (Juan 1:12-13). La Biblia nos enseña que al haber sido conscientes de nuestros pecados, arrepentirnos de ellos, y haber clamado por la salvación en nuestro Señor Jesucristo, Él nos ha dado el derecho de ser sus hijos, a través de ser engendrados por su Espíritu Santo. Este es uno de los milagros más grandes del mundo, que cada individuo puede experimentar al recibir a Cristo. Sin embargo, cabe aclarar que en el mundo, hay el falso concepto de que todos somos hijos de Dios, y aunque todos somos creación de Dios, la calidad de hijos se perdió cuando Adán pecó en Edén, y no es sino hasta que recibimos a Cristo, que volvemos a la posición de hijos al ser engendrados por la Palabra de Dios y por el Espíritu Santo (2ª Corintios 5:17). (2) En Cristo, soy templo de Dios y he sido sellado por Él“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que nos sois vuestros?” (1ª Corintios 6:19). También en Efesios 1:13-14, podemos leer “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posición adquirida para alabanza de su gloria”. ¿Qué tan conscientes estamos de esta verdad, en cada acto de nuestra vida diaria? Debemos vivir sabiendo que su Espíritu, que está en  nosotros, todo lo ve y todo lo sabe.  –GGdeZ

Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” 1ª Corintios 6:20

Entendimiento iluminado (II)

“No andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,  teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios...” Efesios 4:17b-18a

Lectura: Efesios 1:15-20, 1ª de Juan 5:18-21

La palabra entendimiento en estos versículos viene del término griego “Diánoia”, que significa: Pensamiento hondo, facultad mental, disposición de ésta y su ejercicio. Hay todo un mensaje de salvación a los perdidos y de exhortación a los creyentes en estos pasajes. En Efesios 1, Pablo ora por los que tienen fe en el Señor Jesús, para que Dios les dé entendimiento iluminado y sepan que Dios les ha llamado a una esperanza eterna y para que comprendan que a los que creen en Él, les ha dado el poder de su fuerza. Más adelante Pablo se refiere a otro tipo de persona, los que andan en vanidades ilusorias (Efesios 4:18), en donde la palabra “entenebrecido” se refiere a que está en tinieblas, ciego y necesita iluminación, y esto debido a que Satanás cegó su entendimiento (2ª Corintios 4:4); por lo tanto necesita que sus ojos espirituales sean abiertos. Para eso vino nuestro Señor Jesús, para dar vista a los ciegos e iluminar a los perdidos, y con su Palabra alumbrar el pensamiento de los simples, como también lo dice Hechos 26:18 “Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados”.Cristo vino a traer luz y entendimiento, Él dijo: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12), y en 1ª de Juan 5:20a dice: “El Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo” ¿A qué tipo de persona pertenece usted querido lector? ¿A la de entendimiento iluminado o a los que tienen entendimiento entenebrecido? Dios le ofrece un entendimiento iluminado para conocer  la verdad. Búsquele hoy. –LHdeS

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” Romanos 12:2

Entendimiento iluminado (I)

“El  Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento” Efesios1:17b-18a

Lectura: Efesios 1:15-20; Jeremías 31:18-20

Juan Bunyan decía que para tener una oración con entendimiento iluminado, necesitamos primero darnos cuenta de que sólo el Espíritu Santo nos lleva a realizarla, sin Él es imposible; y teniendo el conocimiento de su Palabra Santa, podremos hablar con Dios en base a sus preciosas promesas, como lo hizo Jacob, cuando le pidió a Dios que lo protegiera en su regreso a su tierra, de acuerdo a su promesa en Génesis 32:12 “Y tú has dicho: yo te haré bien, y tu descendencia será como la arena del mar, que no se puede contar por la multitud”. La oración con entendimiento iluminado, tiene muchas veces dolor y lamento por el pecado y la conducta y actitudes derivadas de este, hay un pensamiento hondo y profundo de la ofensa que le hemos hecho a un Dios todopoderoso y excelso, bueno y misericordioso que nos ha extendido su amor y nos ha dado todo, primeramente a su Hijo, que nos compró con su sangre, nos da la salvación, la vida eterna, descanso a nuestras almas por su gracia y su perdón. Cuando no hay entendimiento total de la condición en que se está, la persona puede ir a Dios y pedir que examine su corazón, como el Rey David lo hizo (Salmos 139:23, 24); Dios le hace consciente de su conducta y su pecado, Entonces Dios se conmueve y tiene misericordia y nos demuestra su grande y tierno amor, como lo hizo con Efraín, (Se refiere aquí a las 10 tribus del Reino del Norte, las cuales tuvieron solo reyes malos e idolatras). Efraín se lamentó y se arrepintió de su pecado (Jeremías 31:20). “¿No es Efraín hijo precioso para mí? ¿No es niño en quien me deleito? …ciertamente tendré de él misericordia, dice Jehová”. Querido lector ¿No le maravilla la respuesta de Dios ante el arrepentimiento de Efraín? ¿Le gustaría arrepentirse como él? La confesión y el arrepentimiento  son parte de la oración con entendimiento iluminado. –LHdeS

“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras” Lucas 24:45