A sample text widget

Etiam pulvinar consectetur dolor sed malesuada. Ut convallis euismod dolor nec pretium. Nunc ut tristique massa.

Nam sodales mi vitae dolor ullamcorper et vulputate enim accumsan. Morbi orci magna, tincidunt vitae molestie nec, molestie at mi. Nulla nulla lorem, suscipit in posuere in, interdum non magna.

En Cristo (I)

Mas a todos lo que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Juan 1:12

Efesios 2

Es de suma importancia comprender nuestra posición en Cristo, ya que tenemos un enemigo muy astuto, Satanás, que en la primera oportunidad tratará de que nuestro ánimo decaiga y así llevarnos a ser derrotados espiritualmente. Veamos qué nos dice la Palabra de Dios al respecto: (1) Por estar en Cristo, vengo a ser declarado hijo de Dios  (Juan 1:12-13). La Biblia nos enseña que al haber sido conscientes de nuestros pecados, arrepentirnos de ellos, y haber clamado por la salvación en nuestro Señor Jesucristo, Él nos ha dado el derecho de ser sus hijos, a través de ser engendrados por su Espíritu Santo. Este es uno de los milagros más grandes del mundo, que cada individuo puede experimentar al recibir a Cristo. Sin embargo, cabe aclarar que en el mundo, hay el falso concepto de que todos somos hijos de Dios, y aunque todos somos creación de Dios, la calidad de hijos se perdió cuando Adán pecó en Edén, y no es sino hasta que recibimos a Cristo, que volvemos a la posición de hijos al ser engendrados por la Palabra de Dios y por el Espíritu Santo (2ª Corintios 5:17). (2) En Cristo, soy templo de Dios y he sido sellado por Él“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que nos sois vuestros?” (1ª Corintios 6:19). También en Efesios 1:13-14, podemos leer “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posición adquirida para alabanza de su gloria”. ¿Qué tan conscientes estamos de esta verdad, en cada acto de nuestra vida diaria? Debemos vivir sabiendo que su Espíritu, que está en  nosotros, todo lo ve y todo lo sabe.  –GGdeZ

Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” 1ª Corintios 6:20

Comments are closed.