Dios pesa los corazones

“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; pero Jehová pesa los corazones” Proverbios 21:2

Salmo 139

Las unidades de medida del sistema que actualmente usamos: kg., m., l., se encuentran en París y sirven como referencia de todo el mundo para establecerlas como base de medición. Las pesas que se usaban en Israel, las pesas patrón, estaban en el templo. Sí, la legalidad y el buen uso de las bases de medición estaban ligados al temor reverente y al respeto a Dios. ¿Por qué? Porque Dios desea que el hombre conozca qué clase de corazón  tiene. Hay por lo menos dos tipos de corazón que Dios quiere pesar:

a)       El que de inmediato es encontrado en falta. (porque sin Cristo, esa es la realidad del hombre) Jeremías 17:9; Oseas 7:7-16, 10:2

b)       El que si tiene buen peso. (que ha sido redimido por su sangre y vive en la plenitud del Espíritu) Isaías 57:15

La verdad es que Dios  “ya nos pesó” desde antes de que sucedan las cosas, ya que Él conoce nuestros pensamientos, nuestras intenciones, nuestras palabras y nuestras acciones. De hecho, Dios permite que pasemos por aflicciones o por crisis severas porque quiere que se revele lo que tenemos dentro de nosotros. Aun la prosperidad y el éxito los usa Dios para que se manifiesten todas las cosas. (Proverbios 27:21) El plan de Dios es perfeccionarnos para servirle y esto lo va a lograr cuando después de pasarnos por diversas pruebas, resultemos APROBADOS.

¿Está usted dispuesto a que Dios pese su corazón el día de hoy? -Extracto de una predicación (SMG/CDTS)

“…Porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos…” – 1° de Crónicas 28:9 b

Comments are closed.